Científicos, expertos en legislación y profesionales del sector agroalimentario han tratado conjuntamente el potencial de la biotecnología y la innovación ante los desafíos tecnológicos y económicos del sector agroalimentario en nuestro país.

La organización la ha llevado a cabo la plataforma de biotecnología vegetal Biovegen, asociación de empresas y centros de investigación en innovación vegetal, con el apoyo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Es destacable el ritmo al que se producen los avances científicos, así como el papel de la plataforma tecnológica Biovegen en fomentar tanto su incorporación a la práctica real como la colaboración público-privada para dar respuesta a las necesidades de innovación del sector agro.

Debatir y fomentar

El encuentro (en la foto) ha debatido los cultivos basados en nuevas técnicas genómicas (NGT) y sus perspectivas legislativas en la Unión Europea. Se han analizado también las consecuencias sociales, económicas y de sostenibilidad derivadas del establecimiento de una regulación más restrictiva o permisiva. Asimismo, se ha reflexionado sobre las perspectivas éticas, legales y de competitividad de los cultivos NGT.

También se ha tratado la aplicación de la edición genómica y las nanopartículas para la generación de bioinsumos (productos que se obtienen a partir del procesamiento de materia vegetal y del aislamiento y multiplicación de microorganismos).

Merece remarcarse la próxima celebración de una nueva edición de Fruit Attraction, Feria Internacional del Sector de Frutas y Hortalizas que se celebrará en octubre en IFEMA-Madrid, certamen internacional que cuenta con la participación de expositores de 56 países y que congrega a más de 100.000 visitantes de 145 países durante sus tres días de duración.

Desde 2020 en dicha feria, Biovegen organiza la zona Biotech Attraction, dedicada a potenciar la innovación tecnológica vegetal y sus oportunidades de desarrollo de negocio. Biovegen es una asociación público-privada compuesta por 185 socios (empresas y centros de investigación/tecnológicos) y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, para la mejora de la competitividad del sector a través de la I+D+i en la producción vegetal y que aúna la comunidad científica, empresarial y la Administración que intervienen en el sector.