El uso de células CAR-T puede llegar a la primera línea de tratamiento en algunas formas de leucemia aguda linfoblástica infantil, sostiene Ramón García Sanz (en la foto), presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

Según ha indicado la SEHH las hemopatías malignas, en su conjunto, ocupan el tercer puesto en la clasificación general del cáncer, por detrás de los procesos malignos de pulmón y mama. El Instituto del Cáncer de Estados Unidos (NCI en sus siglas inglesas) estimó el año pasado que unos 215.000 norteamericanos padecerían algún cáncer de la sangre en 2019. Si se traslada este dato a nuestro entorno, equivale a más de 30.000 españoles.

Aunque hay identificados más de una decena de cánceres de la sangre, los linfomas, las leucemias y los mielomas son los más frecuentes, con una incidencia anual estimada de 10.000, 6.000 y 3.000 casos respectivamente, según datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN). En cuanto a la prevalencia, se estima que en España podría haber 23.000, 16.000 y 6.000 pacientes con linfoma, leucemia y mieloma múltiple respectivamente.

Anticuerpos monoclonales y terapia CAR-T

Ramón García Sanz indica que “ha habido muchos avances en anticuerpos monoclonales, especialmente los biespecíficos, pero no cabe duda de que la gran protagonista en inmunoterapia ha sido la terapia CAR-T. Ya hay datos que demuestran supervivencias a largo plazo, con resultados en vida real a tres años en pacientes con leucemias agudas de estirpe B y linfomas B agresivos. Hay logros con terapia CAR-T en pacientes con mieloma múltiple y linfoma de células del manto, y crece la posibilidad de avanzar a la primera línea de tratamiento en algunas formas de leucemia aguda linfoblástica infantil”.

A esto hay que añadir la llegada de una nueva generación de inmunoterapia celular. Además, añade, “la terapia de precisión con nuevas moléculas está incrementando las tasas de supervivencia de forma apreciable, al igual que la inmunoterapia”.

La SEHH, sociedad científica que ha cumplido 60 años, es hoy día una organización con más de 2.600 profesionales, muchos de ellos figuras internacionalmente reconocidas y que contribuyen a que la Hematología sea una de las partes de la medicina española con más prestigio en el exterior.

La SEHH considera que “para una óptima atención de los pacientes es imprescindible contar con acceso a los avances médicos, fomentar la investigación y disponer de especialistas bien formados y altamente calificados en el manejo de las enfermedades hematológicas”.