La Dra. Özlem Er, jefa del Departamento de Oncología Médica en el Hospital Universitario de Maslak- Acibadem de Estambul (Turquía) ha impartido por webinar una clase magistral, organizada por OncoDNA, compañía especializada en medicina de precisión para diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Bajo el títuloAplicaciones clínicas de los perfiles moleculares en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas”, la Dra. Er habló de la importancia de la detección precoz, de clasificar correctamente el tumor y de emplear la medicina personalizada para un tratamiento que mejore las perspectivas del paciente.

“El cáncer de pulmón es el más común a nivel mundial, el que más muertes provoca al año y uno de los más complicados de diagnosticar antes de que avance a estadios graves”, comentó, y presentó algunas de las conclusiones de un estudio reciente publicado en ‘Journal of Cancer Metastasis and Treatment’, según el cual la combinación de estudios de biopsias sólidas y líquidas puede ayudar al oncólogo a comprender mejor la heterogeneidad del tumor de su paciente.

Mejor para el paciente

Una dolencia oncológica puede comportarse de formas muy distintas dependiendo de las características del paciente. Por eso, disponer de terapias dirigidas es mucho más eficaz para combatir la enfermedad, pues estos tratamientos actúan sobre los cambios que promueven el crecimiento, la división y la diseminación de las células cancerosas.

La mayoría de las terapias dirigidas utilizan medicamentos micromoleculares o anticuerpos monoclonales, que pueden ayudar al sistema inmunitario a: destruir las células cancerosas o causar su muerte, detener su crecimiento, o llevar sustancias destructoras hacia ellas.

En la oncología de precisión también juegan un papel importante los análisis genómicos, que ofrecen al oncólogo información rigurosa del origen de un tumor, con la que los especialistas pueden afinar aún más en su diagnóstico y posterior tratamiento.